Más profesionales de los que imaginas fallan estrepitosamente en sus esfuerzos de networking. Esta es una complicada misión que se debe llevar con calma y haciendo uso práctico de todos los conocimientos a la mano.

Al final del día, todo se traduce a un patrón de comportamiento que es bastante sencillo de adoptar. Cómo nos comportamos durante una reunión de networking puede, con facilidad, definir el grado de éxito o fracaso que obtendremos.

En Meetwork, queremos compartir con nuestros miembros y lectores cuál es el comportamiento adecuado para triunfar en networking, hoy limitándonos a los momentos en los cuales estamos en reuniones.

1 | Deja Atrás el Sales Pitch (no vendas)

El profesional que llega a una reunión de networking a vender de forma descarada y agresiva lo único que logra es que los miembros de su grupo, potenciales nuevos contactos, creen barreras.

A nadie le gusta que le vendan, mucho menos durante una reunión de networking. Tener esta actitud es completamente inadecuado, especialmente si entendemos los motivos reales por los cuales estamos allí. Queremos conectar con las personas para el beneficio mutuo a largo plazo, no venderles cualquier cosa mientras descuidamos nuestra imagen como profesionales.

2 | Muéstrate Amistoso y Alegre pero Profesional

No debemos confundirnos: las reuniones de networking son para crear relaciones profesionales beneficiosas, no amistades para salir a beber unas copas. Si bien esto último no es malo, los grupos de networking no nacieron con esta finalidad.

Para evitar las confusiones y los malos entendidos, debemos mantener siempre nuestra postura profesional. Sin embargo, esto no significa que debemos mostrarnos serios e inaccesibles. Al contrario, un carácter alegre y amistoso siempre es beneficioso en estas situaciones. Solo debemos ser conscientes de lo que hacemos.

3 | Llega Temprano

Todos los profesionales que asisten a reuniones de networking tienen, probablemente, más cosas en su agenda diaria. Por ello, no seas el que siempre llega tarde, complicando la rutina de los demás. Esto deja una impresión poco profesional y descuidada que no ayuda nada para los objetivos definidos.

4 | Supera el Deseo de Dominar la Conversación

Hay personas que tienen un carácter dominante, el cual les empuja a dominar también las conversaciones tanto como les es posible. Esto sucede hasta el punto de transformar la conversación en una presentación por parte de locutor que establece su dominio.

En networking, dominar las conversaciones te traerá ningún beneficio. Además de dar esa indeseada impresión de vendedor, estaremos neutralizando la oportunidad de conocer a la otra persona y trabajar efectivamente en que la relación florezca.

5 | No hables de temas que pueden generar controversia

Como por ejemplo de política o de fútbol. Está claro que todos tenemos nuestras preferencias, y tocar estos temas puede generar puntos de vista muy diferentes, que no nos ayuden a acercar posturas a el resto de miembros del grupo o invitados a la reunión.

Hablar de temas íntimos o muy personales puede dañar nuestra imagen personal. Cuidemos los detalles para enaltecer nuestra marca personal.

6 | Identifica Cómo Ayudar por Encima de Cómo Beneficiarte

El networking exitoso no es egoísta, sino lo contrario. Los profesionales que triunfan a través del networking y las redes productivas lo hacen brindando valor real a sus contrapartes.

Cuando estés en una reunión de networking, la prioridad debe ser identificar cómo podrías ser útil para el profesional con el que interactúas, no como él podría ser útil para ti. Este enfoque a la situación te permitirá convertirte en un activo invaluable, atrayendo orgánicamente a los contactos que necesitas y que realmente te convienen.

Doris Machado

Author Doris Machado

Más posts de Doris Machado

Join the discussion 2 Comentarios

Deja tu comentario